Separación Judicial

La separación judicial es una situación que suspende la vida en común de los cónyuges, pero no disuelve el vínculo matrimonial. La pareja sigue siendo marido y mujer. Aunque también conlleva una serie de consecuencias patrimoniales y personales. Los cónyuges no pueden contraer matrimonio con terceras personas.

Divorcio

El divorcio implica la ruptura del vínculo matrimonial y disolución del mismo.
Los cónyuges pueden, una vez divorciados, contraer matrimonio con terceras personas, si así lo desean.

En nuestro despacho abordamos todos los aspectos que acarrea una crisis matrimonial, tales como plan de parentalidad, pensión compensatoria, pensión de alimentos, medidas provisionales, medidas definitivas, custodia compartida, régimen de visitas…

La parte más importante a la hora de tomar la decisión de iniciar un divorcio, lo que va a marcar la complejidad de este proceso, es la voluntad de ambos cónyuges. Y tienen dos opciones: hacerlo de común acuerdo, negociando los diferentes puntos y llegando a una solución entre ellos; o acudir a un tribunal y que sea el juez quien ordene las medidas asociadas al mismo, es lo que conocemos como divorcio contencioso.

Divorcio contencioso

Divorcio común acuerdo

© Copyright - Abogados Badalona